Política

Destapan cloaca en SAPA Los Cabos

OCTAVO DÍA | 13.03.2019 11:55 hrs.

El exfuncionario recalcó que dentro del SAPA y del Ayuntamiento había diferencias de opiniones, ya que una parte estaba a favor de la construcción de una nueva desaladora y otra estaba en contra
Share Button

Los Cabos, BCS.- Ramón Ojeda Mestre, echó abajo la versión oficial sobre su salida del Sistema de Agua Potable de Los Cabos, que fue calificada por el propio Ayuntamiento como de “mutuo acuerdo”, luego de que en una entrevista radiofónica asegurara que fue la propia alcaldesa Armida Castro Guzmán, quien decidiera unilateralmente retirarlo del cargo; situación que le molestó, según lo expresó, y a su pensar no mejorará las cosas, sin importar quién esté al frente.

“Me cae mal esta decisión de la Presidenta, que haya presidido de mi esfuerzo, pero la seguiré apoyando, aunque nos duela el estómago; es doloroso que a uno lo saquen de la loma de pitcheo, pero así es esto, ni modo, no comparto su opinión, no era el problema, tan es así que las cosas no van a cambiar, ni la situación del Ayuntamiento, ni la situación de la imagen de la administración pública municipal, ni del Organismo porque los problemas del Organismo, son problemas muy profundos que requieren una mayor programación, un mayor presupuesto, una restructuración, que no se ha podido dar”, aseveró el exfuncionario.

En este sentido, destacó que desde que aceptó el cargo de Director de SAPA, la edil le pidió que presentara su renuncia, por lo que hasta el día de ayer, le solicitó que dejara su puesto, pues consideró que no era la persona idónea para dirigir el Organismo Operador.

“Yo había presentado mi renuncia desde que entré, la que me pidieron a la Presidenta Municipal, que es a su vez la Presidenta de la Junta de Gobierno, pero no es la Junta de Gobierno, entonces es una cuestión de trámite normal; ella consideró que mi etapa estaba concluida, que no era la persona adecuada”, indicó el doctor Ojeda Mestre.

De igual manera, aceptó que la política  fue un factor para que el Ayuntamiento decidiera removerlo de su cargo, aunque también dejó en claro que gracias a la política, el destino de Los Cabos se está desarrollando.

“La política se mezcla, es una cuestión política, pero también la política nos ha llevado adelante, este municipio se hizo con inversión privada, con políticas públicas que apoyaron el desarrollo”, expresó.

Asimismo, comentó que se rumora que quien ocupará la dirección del SAPA, pudiera ser el regidor Chirstian Agúndez, hijo del exmandatario sudcaliforniano Narciso Agúndez Montaño, pero que aún no se define.

“Me dijeron que era el hijo de Narciso, el regidor, pero a mi no me han comunicado, ni tienen porque comunicarme, a mí con que me remuevan ya; la gente está un poquito desconcertada porque la habían concretado para hoy en la mañana y anoche cancelaron la junta, son tropiezos naturales”, dijo Ramón Ojeda.

Finalmente, recalcó que dentro del SAPA y del Ayuntamiento había diferencias de opiniones, ya que una parte estaba a favor de la construcción de una nueva desaladora y otra estaba en contra, motivo por el cual durante su gestión se enfrentó a varios conflictos.

“Había dentro de mi Organismo, había corrientes de la administración que decían no habrá desaladora ¡Qué barbaridad!, ¿Qué es esto?, no estaba de acuerdo en esto, asistía a muchas juntas en Conagua y pelié, nadando contra la corriente, pero así son las ideas en la administración, unos están a favor, otros en contra y al final se impone la razón, Los Cabos tendrá agua para su crecimiento económico, así le cueste la chamba a Ramoncito”, concluyó.

Con información de Cabo Mil